Los diarios normalmente son secretos, pero el mio no es un diario normal. Es todo vuestro.

jueves, 3 de febrero de 2011

Ana siempre será rubia.


Con lo fácil que parece, ¿por qué no puedo cerrar los ojos y desaparecer?




Siempre he oído el tópico de Martes y 13, día de mala suerte. Al parecer los tópicos no van conmigo, Miércoles 2 de Febrero, el peor día de tu vida. Esa frase si que se podría asociar más a mi persona.

Unas deportivas viejas, el jersey gris y el móvil. Lo que tenía a mano. Llegué allí con los mofletes rojos de tanto correr, no podía esperar a que mi madre saliera del trabajo, necesitaba verla cuanto antes.
El padre de Ana estaba en la puerta.
-No entres ahí con esa cara Olivia -le dio una calada a su cigarrillo- sabes que Ana quiere ver tu sonrisa.
-Entonces intentaré enseñársela...

Recorrí pasillos y pasillos, cruzándome con gente y buscando ese estúpido número con la mirada. Hasta que al fin encontré la habitación. La puerta estaba cerrada, y yo no estaba muy segura de si de verdad quería abrirla. Siempre he odiado los hospitales, no pasa nada bueno entre esas paredes... Bueno, quizás sí, seguramente sí pasen cosas buenas...pero también pasan cosas malas. Y creo que tengo fobia las cosas malas.
Finalmente, decidí abrir la puerta.
-Hola mi rubia -dije susurrando, mientras intentaba sacar la mejor de mis sonrisas.
-Pelirroja... ya era hora de que llegaras.
Esa no era Ana, las ojeras invadían su cara y la pena se colaba por su mirada. Su sonrisa era incluso más falsa que la mía y su pelo...su pelo estaba menos rubio que nunca. Su madre estaba sentada a su derecha, cogiéndola la mano. Y Chema estaba dormido en un sillón a su izquierda.
-Lleva aquí toda la noche, el muy imbécil no se ha querido ir - dijo Ana, al observar que yo miraba a Chema.
-¿Qué tal estás?
-Como una rosa, no entiendo por qué no quieren que me vaya a mi casa...- su madre se levantó, y salió por la puerta de la habitación diciendo que en 10 minutos volvería.
Yo no sabía que decir, no sabía que preguntarla, ni que contarla, ni si quiera sabía si mirarla a los ojos...
-Olivia...
-¿Si?
-Ya no seré por más tiempo tu rubia ¿sabes? -Ana se cogió el pelo entre sus manos- En dos días comenzaré con la quimioterapia y estos estúpidos mechones se caerán a cachos, así que he tomado una decisión, me voy a cortar el pelo. Prefiero quitármelo todo de un tirón que ver como día a día me dejo 50 pelos en el cepillo.
-Tu siempre vas a ser mi rubia, Ana. - en ese momento me sonó el móvil y vi que era Sara. - Voy a salir fuera, Sara debe de estar de camino.

Salí tan rápido como pude de aquel lugar. Intentaba tragarme mis lágrimas, pero la jodida tristeza me iba invadiendo poco a poco. Me temblaban las piernas, y buscaba con demasiada rapidez un cigarrillo en mi bolsillo. ¡Cómo puede haber un bolsillo tan profundo maldita sea!
Una vez en la puerta del hospital hice todo lo posible por encender el mechero, pero los dedos se resbalaban, tenía el cigarro entre mis labios y se empezaba a humedecer con mis lágrimas. Ya no podía retenerlas más, querían salir de mis ojos y yo no podía hacer nada para evitarlo. Me estaba poniendo nerviosa al no ser capaz de encender el cigarro, y de un momento a otro, las fuerzas se irían de vacaciones y mis piernas cederían contra el suelo.
-Nunca me ha gustado que fumes -dijo una voz masculina a mi espalda
-Me importa una mierda lo que te guste o no -contesté sin siquiera saber quién era esa voz.
-Venga Oli, déjalo -me cogió por la cintura y entonces le reconocí.
-Sergio...-al girarme topé con sus ojos, esos en los que tantas veces me había perdido tiempo atrás.
-No llores, seguro que no es nada.

Pero yo no podía más, las lágrimas afloraron con fuerza desde mis párpados, comencé a hacer pucheros como una niña pequeña y a titubear, quería decirle gracias por aparecer en ese momento, que por qué había tardado tanto tiempo en volver a abrazarme, que Ana estaba mal, que Mario se había ido, que toda mi vida iba a contracorriente y que yo tenía miedo. Pero no me salía nada, tartamudeaba mientras me ahogaba con mis propias lágrimas. Y él me hundió en su pecho.
-Tranquila pelirroja. Yo también tengo miedo, y te he echado de menos.
-Gracias. -repetí mientras me abrazaba a él e intentaba sorberme las lágrimas.


29 comentarios:

  1. Un texto precioso, aunque es triste como pocas cosas :) Me gusta tu forma de narrar, la verdad. Y, ¿sabes? Yo también le tengo fobia a los hospitales, porque allí siempre, siempre pasan cosas malas.

    Un muáh, te sigo :)

    ResponderEliminar
  2. Si eso a ocurrido de verdad, lo siento, de verdad...Esperemos que todo le vaya bien a Ana, creo que lo mejor que podias hacer es estar con ella, ahora más que nunca,recordandole que todo va a salir bien.
    No eres la unica que tiene fobia a los hospitales,creeme!
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Aveces la vida es muy perra tenemos momentos perfectos como horrorosos pero hay que ser fuertes para afrontarlos.Tienes la suerte de que a ti volvió sergio y volvereís seguro me juego un dedo. Muchisima suerte.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Puf, sé lo que estás pasando, lo pasé con una prima mía, y la verdad, no es nada nada agradable. Espero que ella pueda seguir adelante, ya que mi prima, a los 10 años, no pudo continuar. Es duro, muy duro, espero que ella tenga fuerza suficiente :)
    Un besito (L)

    ResponderEliminar
  6. Me uno al grupo de "fobias a los hospitales", se supone que el blanco significa pureza pero creo que lo que más abunda allí es el negro, o eso es lo que yo veo cada vez que entro en uno.
    Lo único que podemos hacer en estos casos es ser fuertes, porque si la persona que lo padece lo es, nosotros debemos serlo a su lado y que se sienta a gusto, como una persona más, como alguien a la que no la tratan de forma privilegiada por sentir lástima por ella. Seguro que sale de este bache porque la existencia del ser humano se ha creado para que salgamos ilesos de los problemas.

    Mucha suerte a tu amiga, y me encanta lo que has escrito =)

    Un beso, suerte y que tengas un buen 3 de febrero.

    ResponderEliminar
  7. mi mejor amiga, murio el sabado 13 de noviembre por cancer, leucemia. desde 4to grado que estaba asi, y bueno, yo la banque hasta hace poco, pero fue lo mejor, verla pelada, sola ( yo era su unica amiga ), sufriendo. llego un momento que quedo ciega, despues sorda, y al final, murio en el hospital en los brazos del padre.

    espero que este caso no termine asi, no lo creo, no te bajonees, va a pasar, si tiene una familia y amigos que la bancan, va a pasar
    un beso, muy buen blog
    atte: http://goodbyeblueskypf.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. LA VERDAD ES QE HAY QUE TENER FÉ !

    ESPERO TODO SALGA BIEN !

    MUY LINDO BLOG ! ME ENCANTA!

    TE SIGO, ME SIGUES?

    BESIITO

    ResponderEliminar
  9. Hay que ser fuertes. me encanta como escribes. un beso :)

    ResponderEliminar
  10. confia en que ana lo supere, no puedes perder la esperanza o sino todo si que se derrumbara.
    Me ecanta tu blog!) un beso

    ResponderEliminar
  11. Adoro tu blog que lo sepas! No me pierdo ni una sola entrada (Siento no comentarte) Lo que venia a decirte es que no caigas, seas fuerte, confía...Las cosas saldrán bien...El mundo da tantas vueltas... y muchas para bien ^^ No te vengas abajo tan rápido....resiste. Sonrie, inténtalo.

    ResponderEliminar
  12. Pequeña, nuestro querido Karma ha dejado un regalito en mi blog para ti :)

    ResponderEliminar
  13. Vaya, no tenía tiempo de leer blogs y justo elegí leer el tuyo antes de irme a dormir. Creo que lo que escribes en el blog es todo verdad... y por desgracia, comprendo demasiado lo que dices en la entrada, lo cual no es bueno porque significa haberlo vivido muy cercanamente... y estoy a punto de volverlo a vivir de nuevo, lo que es mayor desgracia :(
    Tu amiga pasará una mala temporada. Es duro y triste, pero verás que luego estará muy bien y seguirá viviendo y dando mal :) Cuídate mucho, ojazos! y cuida a tu rubia :P Ya escribí la entrada del premio ;) Un beso :)

    ResponderEliminar
  14. Uf,lo siento muchísimo.Ahora tienes que estar más unida que nunca con tu amiga y ya verás que si sois todos fuertes lo superará.Espero que se mejore,lo digo de corazón.
    Besoy ,y aunque te cueste..espero que te pongas bien

    ResponderEliminar
  15. Chiqui! Tienes un premio en mi blog! (:

    ResponderEliminar
  16. Te entiendo perfectamente. Yo tengo miedo a los hospitales. Cuenta conmigo para lo que quieras (:

    ResponderEliminar
  17. que gran frase con la que empiezas!; -'Con lo fácil que parece..., ¿por qué no puedo cerrar los ojos y desaparecer?'- me encanta!, es más, yo me pregunto lo mismo...

    por cierto, me encanta tu blog!♥
    TE SIGO!! :)

    ResponderEliminar
  18. que bonito tu blog!! me gusta, es genial. Te sigo, hazlo tu tambien si quieres:
    http://silvialicious.blogspot.com/

    xoxo.
    Silvialicious.

    ResponderEliminar
  19. uff.. es duro.. pero mientars estes a su lado siempre veras como se hace mas ameno....
    te sigo valee.. :) nu se te olvide dejar tu huella por el mio =)
    un besooo!

    ResponderEliminar
  20. Es duro, muy duro. Pero hay que ser positiva, lo mejor es intentar estar bien. Es un consejo que funciona,a mi me pasa algo bastante parecido, el positivismo es la mejor medicina.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  21. Y como ya he dicho Oli, amo tu blog, y me encanta!
    Creo que ya te seguí hace mucho porque no me deja hacerlo, leo cada vez que puedo tu blog :3
    Espero que te pases por el mio.
    Un beso cielo!

    ResponderEliminar
  22. Joder...que bonito!
    Casi se me saltan las lágrimas :')
    Desde ahora te sigo!
    un besito (L)

    ResponderEliminar
  23. Sin palabras, te quedas sin palabras. Se fuerte! Me encanta el blog me leo cada entrada y lo visito cada vez que puedo! un abrazo muy muy fuerte :]

    ResponderEliminar
  24. En estos momentos hay q ser más fuerte q nunca, aunque sientas q no hay fuerzas, tienes q encontrarlas por tu rubia. Mucho ánimo. un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  25. uuuf, espero que todo salga bien con Ana! Es un momento muuy dificil, hay que estar unidas.
    Yo tambien le tengo fobia a los hospitales, son lugares tan grises y tristes.
    me encanta el blog, no me pierdo ni una sola entrada!
    Mucho animo, besos!

    ResponderEliminar
  26. me encantaaa tu blog!:D
    te sigooooo:)

    Un saludo!
    -www.wonderlandtaste.blogspot.com-
    [pásate si quieres :)]

    ResponderEliminar
  27. Bonito blog! :)
    te pasas por el mío?
    un beso!^^

    ResponderEliminar
  28. Dios..
    No me puedo llegar a imaginar lo que estás pasando, y si te dijera que te entiendo, te estaría mintiendo, y yo suelo decir la verdad.
    No me puedo llegar a imaginar lo que es verla ahí, a tu amiga, a tu hermana, de las únicas que te entienden sobre una camilla, tendida, mientras la atmósfera del hospital lo empeora todo..
    Pero yo creo que deberías seguir sonriendo, por ella, Oli. Por ella.
    Porque se lo merece, y porque sin ti, se vendría abajo.
    Hay veces en las que hay que ser fuerte por los demás, por mucho que duela.
    Un beso cielo, y que las cosas se solucionen.

    PD: No es por hacer Spam en plan descarado, pero a lo mejor te interesa pasarte por mi blog.. yo te sigo:)

    Un abrazo fortísimo aunque no pueda estar ahí para dártelo, guapa. Tú puedes:)

    ResponderEliminar
  29. Yo creo que a todos nos gustaría tener una amiga como tú. Sé fuerte, bss

    ResponderEliminar