Los diarios normalmente son secretos, pero el mio no es un diario normal. Es todo vuestro.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Algo increible totalmente creible.

-¿Qué haces aquí?
-Estaba en casa de Chema, y he oído la guitarra... Chema me ha dicho que solo coges la guitarra cuando algo grave te pasa... ¿Qué te ocurre pelirroja?
-Pasa anda...

Tenía unas pintas horribles, mal día había escogido Sergio para pasar a verme. Un moño mal hecho, unas mayas y mi antigua camiseta de los ramones, que tenía un par de agujeritos y era menos negra de lo normal.
¿Cómo podría haber escuchado la guitarra desde casa de Chema? Bueno, en realidad me importaba poco, y no sé por qué, le daba gracias por haber llamado a mi puerta. Sé que quería estar sola, pero en el fondo, necesitaba a alguien, y si ese alguien era Sergio, mejor que mejor.

-Llevaba sin tocar mi guitarra cinco meses...
-Cinco, son los meses que llevo preguntándome ¿por qué Mario?
-Creo que yo ahora mismo me hago esa pregunta...
-Chema me lo ha contado, no sabe lo que se pierde Olivia, y no debes estar triste.
-Me ha cambiado por una ridícula barbie rubia, ¿cómo quieres que no esté triste? Le quería, Sergio... Le quería mucho.
-Venga, ¿unas cañas y lo hablamos?- me miró con sus ojitos verdes, y me recordó tantos momentos pasados que una lágrima se me escapó. - Y no se te ocurra llorar por Mario.
-Esa lágrima no era por Mario...-Sergio sacó la mejor de las sonrisas y me abrazó. - Tengo una idea mejor, ¿nos tomamos aquí las cañas?

Prefería mi idea, así no tendría que arreglarme para llorar desconsoladamente en una taberna oscura.
Después de haber tomado esas cañas y haber tenido una larga charla, me di cuenta de lo mucho que había echado de menos a Sergio.

-Perdóname - le dije al fin agachando la mirada. Nunca le había pedido disculpas por lo que hice con Mario, y sinceramente, creo que se las merecía.
-Te he echado de menos Olivia...
-Creo que yo también a ti.Entonces, se acercó a mí y me besó en los labios. Los labios de Sergio volvían a estar posados sobre los mios, y mi corazón latía acelerado, cerré los ojos y dejé que mi mente se fuera de vacaciones mientras mi cuerpo seguía a mi corazón.
Le quité la camisa, y las mallas, ya no estaban sobre mis piernas. Una vieja camiseta de los ramones andaba tirada por el suelo junto con sus vaqueros.
-Olvia, esto...esto no esta bien. ¿De verdad quieres...?- dijo mirándome muy serio antes de que quitarme el sujetador.
-Sergio...quítamelo todo, menos la sonrisa - susurré en su odio.

Me besó, nos besamos... Era un remolino de caricias, sonrisas y miradas de añoranza. Venían recuerdos a mi mente, de otros muchos momentos que había pasado con Sergio. Y mi corazón latía más fuerte que nunca, o quizás era el suyo, que se había juntado con el mio.



26 comentarios:

  1. muy lindo! la verdad que en ese momento que lo leí me metí en la historia. Tantas veces me pasó lo mismo que leerlo es hermoso. Muy buena redacción (:

    ResponderEliminar
  2. Increíble, me ha encantado, como te expresas, y todo, Olivia escribes como nadie, un beso enorme y sigue así.

    ResponderEliminar
  3. Increible, me has hecho reír hasta la saciedad :)

    ResponderEliminar
  4. De increible no tiene nada!!!!!! saltan las chispas, era inevitable

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que sí que es increíble, cualquier cosa que escribe, dice o deja de decir esta chica.

    :)

    ResponderEliminar
  6. Me encanta como escribes, siempre consigues que esté pendiente de lo que hay en la próxima línea, que quiera no perderme una palabra. ¿Pero de verdad te ha cambiado por una barbie rubia? No me digas eso... Espero que te esté yendo todo bien y si eres feliz con Sergio y estáis bien, perfecto :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Me encanta tu blog de verdad. Me sumerjo enseguida en TU vida. Quizá por eso siempre estoy ansiosa de tus líneas, y lo de Mario ¿es de verdad?
    Si lo es, él no sabe lo que se pierde porque eres fantástica. :)

    ResponderEliminar
  8. ME ha encantado!! tienes una redacción y una forma de expresar los sentimientos que me impresiona.
    Sigue así!^^

    ResponderEliminar
  9. Buaaa, cada entrada que haces me gusta más, sigue asi pequeña !

    ResponderEliminar
  10. Es hermoso! La suerte que tienen algunas de estar enamoradas y ser correspondidas...=)
    ME ENCANTA!

    ResponderEliminar
  11. Lo siento por lo que te pasó con Mario =(
    No te comas la cabeza por qué hizo eso porque no merece la pena alguien que cambia el verdadero amor por pura diversión o por algo más..disfruta de tu vida al máximo.Y ojalá recuperes la sonrisa ;)
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. quítamelo todo menos la sonrisa...
    que hermosa frase <3

    ResponderEliminar
  13. Que bonito. Sobre todo el "quítame todo menos la sonrisa".

    Un beso =)

    ResponderEliminar
  14. Me encanta tu blog, tus fotos, tu música,... TODO!
    Pasate por mi blog, tienes una sorpresita :)

    ResponderEliminar
  15. oli:) no sabes lo optimista que me siento cada vez que leo una nueva entrada, porque aunque sea triste me hace pensar que todo puede salir bien y eso es lo que mas necesita la gente, ojala el mundo estuviera lleno de personas que ven las cosas como tu.
    Mil gracias por sacarme una sonrisa de verdad <3

    ResponderEliminar
  16. no conozco a ese tal sergio y ya me encanta!

    ResponderEliminar
  17. Hola!!

    Mi nombre es Gillian, acabo de visitar tu blog y está muy bueno, todo se ve lindo y el diseño esta genial. Te cuento que administro algunos sitios y me encantaría poner un link o un banner del tuyo, así mis visitas podrían pasar por aquí también. Si te gusta la idea escríbeme.
    Que Tengas un lindo día, suerte con tu Web.

    Gillian Silva
    gilixitana@hotmail.com
    http://gilixita.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  18. waw que preciosidad acabo de leerme un monton de textos y todos me encantan !! te sigo^^ espero que puedas sacar algo de tiempo para pasarte por mi pequeño blog recien empezado: http://newyork-citylife.blogspot.com/
    espero que te guste ^^
    un beso muy fuerte <3

    ResponderEliminar
  19. impresionante, Mario no sabe lo que se pierde!
    un beso enorme de la niña perdida

    ResponderEliminar
  20. Hace poco que me decidí a abrir mi blog, ya había pasado por aquí como anónima! Me encanta todo lo que escribes, te sigo :)

    ResponderEliminar